Saltar al contenido

Significado y origen de la navidad

navidad
Significado y origen de la navidad
La Navidad es una época para celebrar con nuestra familia y amigos. Para muchos cristianos es el momento especial del año en que recordamos el nacimiento de Jesús y reflexionamos sobre el gran amor que Dios tenía por cada uno de nosotros al enviar a Jesús a este mundo. Cantamos villancicos, nos damos regalos y comemos juntos. ¿Pero cómo llegó la Navidad? ¿Es realmente una celebración cristiana. ¿Deberíamos nosotros los creyentes celebrarlo?

El origen y significado de la Navidad

Celebramos el nacimiento de Jesús, nuestro Salvador! Aunque la fecha no es exacta y el origen de la fiesta no parece muy puro, es bueno tener un día al año para celebrar que Dios nos amó tanto que no nos dejó sin oportunidad de salvación. Él tomó la iniciativa enviando a Jesús para que naciera, viviera y muriera por cada uno de nosotros. Gracias a su sacrificio y amor hemos sido adoptados como hijos de Dios y la temporada navideña nos da una oportunidad natural para compartir esta buena noticia con aquellos que forman parte de nuestras vidas.

Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a Su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, para que pudiéramos ser adoptados como niños.
(Gálatas 4:4-5)

¿Deberíamos nosotros los cristianos celebrar la Navidad?

Los cristianos deben celebrar el nacimiento de Jesús y agradecerle por su inmenso amor por nosotros. Podemos hacer esto todos los días. Nuestras vidas deben reflejar el gozo de la salvación y que el Espíritu Santo vive en nosotros y nos guía.

Cada cristiano tiene que decidir ante Dios si quiere unirse o no a la celebración del 25 de diciembre como el día del nacimiento de Jesús. No debemos imponer nuestras convicciones, juzgar o acusar a otros. Nuestras decisiones deben ser tomadas en oración ante Dios y luego actuar en obediencia. También tenemos que respetar las decisiones de los demás.

Colosenses 3:17 dice:

Y todo lo que hagáis, de palabra o de obra, hacedlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Debemos hacer todo en el nombre de Jesús y agradarle. Gracias a Jesús somos salvos y perdonados, algo digno de nuestra gratitud y celebración.

La Biblia también dice:

Hay quienes piensan que un día es más importante que otro, pero hay quienes piensan que todos los días son iguales. Cada uno debe ser firme en sus propias opiniones.
(Romanos 14:5)

Así que cualquier convicción que tengas al respecto, manténla como algo entre tú y Dios. Bienaventurado aquel cuya conciencia no le acusa por lo que hace.
(Romanos 14:22)

Somos libres de elegir. Podemos celebrar el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre, otro día del año, o podemos celebrarlo todos los días. Cualquiera que sea la decisión que tomemos, nuestra conciencia debe estar limpia ante Dios y el fruto del Espíritu debe fluir de nuestras vidas reflejando la profunda alegría de saber que somos amados y transformados porque Jesús nació.

El nacimiento de Jesús en la Biblia

La palabra Navidad viene del latín “nativitas” que significa nacimiento y durante los días de Navidad recordamos que Dios vino a este mundo y nació como un bebé. La historia bíblica está en Mateo 1:18-25 y Lucas 2. Allí vemos que Jesús no era un niño ordinario, era Dios encarnado y vino con una misión específica: salvarnos de nuestros pecados.

El nacimiento de Jesús había sido profetizado en detalle. Por ejemplo, Mateo 1 se refiere a una profecía de Isaías (Isaías 7:14) que anunciaba la concepción de la virgen y cuál sería la misión de Jesús: acercarse a Dios.

Todo esto sucedió para cumplir lo que el Señor había dicho a través del profeta: “La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel” (que significa “Dios con nosotros”).
(Mateo 1:22-23)

En el segundo capítulo de Lucas encontramos detalles sobre el nacimiento de Jesús.

  • El censo, la razón por la que María y José estaban en Belén (v.1-6)
  • ¿Por qué nació Jesús en un pesebre? No había lugar para ellos en la posada (v.7)
  • Un ángel del Señor se aparece a los pastores, les da la buena nueva del nacimiento de Jesús y les dice dónde lo encontrarían (v.8-12).
  • Multitud de ángeles que alaban y glorifican a Dios (v. 13-14)
  • Los pastores visitan al niño Jesús y encuentran todo tal como el ángel les había dicho (v.15-20).
  • Los pastores volvieron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.(Lucas 2:20)

¿Cuándo nació Jesús?

La Biblia no da la fecha exacta en que Jesús nació, pero es casi seguro que no fue en diciembre. Jesús era unos seis meses más joven que su primo, Juan el Bautista. Con datos históricos y el relato de Lucas 1 como referencia, se piensa que Jesús nació en el otoño. Esa información, junto con documentos históricos sobre el reinado de Herodes el Grande y otros personajes o eventos mencionados en la Biblia, indican que Jesús nació entre los años 7 y 4 a.C.

La fecha no es lo más importante. Lo que importa es que debido a Su nacimiento, muerte y resurrección, tenemos la salvación, el perdón de nuestros pecados, y la esperanza de vida eterna. La temporada navideña debe reflejar nuestra alegría y agradecimiento por esos maravillosos regalos que hemos recibido a través de Jesús.

¿Cuándo se celebró por primera vez?

En la antigüedad no era importante celebrar el nacimiento de las personas. Por ejemplo, la iglesia primitiva hablaba de los milagros de Jesús, su vida, muerte y resurrección, pero no hablaban de su nacimiento porque no era culturalmente relevante. En ese momento no había necesidad de registrar a los niños cuando nacieron.

Parece que la primera referencia al 25 de diciembre como el día en que nació Jesús se hizo alrededor del año 336 d.C. Ese año el emperador Constantino declaró esa fecha como la fecha oficial para celebrar el nacimiento de Jesús. Puede que lo haya elegido para que coincida con una de las fiestas más populares del Imperio, la fiesta del Sol Invencible. Sin embargo, no se sabe si lo hizo como un compromiso entre el cristianismo y el paganismo, o si lo hizo para aprovechar la fiesta y darle un toque cristiano.

Aunque el origen de la celebración parece estar mezclado con el paganismo, los cristianos han celebrado desde entonces el 25 de diciembre como el día en que nació Jesús, añadiendo la lectura de las partes bíblicas y los cantos relacionados con la Natividad. Hoy la fiesta está llena de regalos, villancicos, comida y reuniones familiares y, como hijos de Dios, podemos aprovecharla para llevar el mensaje del amor de Dios y la alegría que tenemos en ella.

Vídeos de Significado y origen de la navidad