Saltar al contenido

Versículos para animar tu día

versiculos para animar el dia
Versículos para animar tu día
A todos nos gustaría despertar con mucha energía y ánimo cada mañana; sin embargo, hay días en que nos levantamos de mejor humor que los demás. Nuestra actitud se refleja en nuestra vida diaria, por lo tanto, debemos mantener un comportamiento positivo en todo momento. La mejor manera de hacer esto es poner nuestra fe en el que tiene todo bajo control: Dios. Aquí hay algunos versículos bíblicos que le animarán en cualquier momento.

Versículos para animar tu día

Salmos 27:1

“Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!”

Salmos 28:7

“El Señor es mi fortaleza y mi escudo; confío en él con todo mi corazón. Me da su ayuda y mi corazón se llena de alegría; prorrumpo en canciones de acción de gracias.”

Salmos 42:5

“¡Pero no hay razón para que me inquiete! ¡No hay razón para que me preocupe! ¡Pondré mi confianza en Dios mi salvador! ¡Sólo a él alabaré!”

Salmos 46:1

“Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas.”

Proverbios 3:5

“Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes.”

Isaías 40:31

“Pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.”

Isaías 43:2

“Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás.”

Isaías 41:10

“Por tanto, no tengan miedo, pues yo soy su Dios y estoy con ustedes. Mi mano victoriosa les dará fuerza y ayuda; mi mano victoriosa siempre les dará su apoyo.”

Juan 14:27

“Les doy la paz, mi propia paz, que no es como la paz que se desea en este mundo. No se preocupen ni tengan miedo por lo que pronto va a pasar.”

1 Pedro 5:7

“Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.”

Versículos de ánimo para jóvenes

Proverbios 16:32

Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.

Proverbios 15:1

La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira.

Mateo 5:39

Pero yo os digo: no resistáis al que es malo; antes bien, a cualquiera que te abofetee en la mejilla derecha, vuélvele también la otra.

Efesios 4:2

con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor,

1 Timoteo 3:2-3

Un obispo debe ser, pues, irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, de conducta decorosa, hospitalario, apto para enseñar, no dado a la bebida, no pendenciero, sino amable, no contencioso, no avaricioso.

2 Timoteo 2:24

Y el siervo del Señor no debe ser rencilloso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido,

Santiago 3:17

Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía.

Génesis 50:15-21

Al ver los hermanos de José que su padre había muerto, dijeron: Quizá José guarde rencor contra nosotros, y de cierto nos devuelva todo el mal que le hicimos. Entonces enviaron {un mensaje} a José, diciendo: Tu padre mandó antes de morir, diciendo: “Así diréis a José: `Te ruego que perdones la maldad de tus hermanos y su pecado, porque ellos te trataron mal.'” Y ahora, te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre. Y José lloró cuando le hablaron.Leer más.

Lucas 23:33-34

Cuando llegaron al lugar llamado “La Calavera”, crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y echaron suertes, repartiéndose entre sí sus vestidos.

Hechos 7:59-60

Y mientras apedreaban a Esteban, él invocaba {al Señor} y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y cayendo de rodillas, clamó en alta voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Habiendo dicho esto, durmió.

Proverbios 14:17

El hombre pronto a la ira obra neciamente, y el hombre de malos designios es aborrecido.

Mateo 5:22

Pero yo os digo que todo aquel que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; y cualquiera que diga: “Raca” a su hermano, será culpable delante de la corte suprema; y cualquiera que diga: “Idiota”, será reo del infierno de fuego.

Salmos 37:8

Deja la ira y abandona el furor; no te irrites, sólo harías lo malo.

Proverbios 19:11

La discreción del hombre le hace lento para la ira, y su gloria es pasar por alto una ofensa.

Gálatas 5:19-20

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos,

Versos de estimulación para el nuevo día

La Palabra de Dios está llena de versículos que dan ánimo y aliento a la vida del lector. Dios es el creador de todas las cosas, soberano sobre todas las cosas, y sabemos que podemos confiar en Sus palabras de aliento.

En la Biblia encontramos muchas historias de hombres y mujeres cuyas vidas fueron transformadas en su totalidad después de recibir nuevas fuerzas de Dios. ¿Necesitas valor hoy para enfrentarte al día? Deja que la Palabra de Dios traiga ánimo a tu corazón y renueve tu ser.

El Señor está contigo
Deuteronomio 31:6

Señor, no importa lo que tenga que enfrentar hoy, sé que estás conmigo, ayudándome y dándome el valor para hacer todo lo que es mío. Gracias porque siempre estás conmigo. Sé que puedo contar contigo en todo momento, porque estás a mi lado y nunca me dejarás.

Confianza en Dios
Isaías 40:31

Padre, pongo toda mi confianza en ti. Sé que recibiré de tu mano todo lo que necesito para poder cumplir las tareas de este día. No sólo eso, sé que puedo acudir a ti en todo momento para recibir la dirección y el descanso necesarios para renovarme y poder continuar en el camino que me has preparado.

El plan de Dios es bueno
Jeremías 29:11

Gracias, Señor, por tu plan para mi vida. Sé que aunque a veces no entiendo lo que permites, eres un Dios de amor, lleno de misericordia, y mi futuro está en tus manos.

Dios da lo mejor
1 Corintios 2:9

Sé que con mi mente finita es imposible comprender la inmensidad de tu amor y bondad hacia mí, Señor. Y sé que mi imaginación es muy corta ante la plenitud de todo lo que me has preparado para la eternidad. Que este pensamiento me anime y me fortalezca en este día.

El Señor te sostiene
Salmo 55:22

Padre, hoy te doy mis preocupaciones y ansiedades. Gracias, porque si me caigo, me sostienes, me levantas y me ayudas a continuar. Gracias porque puedo apoyarme en ustedes en todo momento y recibir aliento para seguir adelante.

El Señor se deleita en ti
Sofonías 3:17

Señor, parece imposible que te deleites en mí: ¡tantos son mis pecados y mis faltas! Gracias, porque cuando me miras, ves tu trabajo en mí. Las victorias que he ganado sobre el pecado son gracias a la fuerza y el poder que me das a través de Jesús. Ayúdame a concentrarme en tu poder hoy, no en mis debilidades.

Dios es más grande
Salmo 3:6

Gracias, Padre, porque tú eres más grande que cualquier enemigo o ataque que venga contra mí. Tengo plena confianza en su ayuda y poder. Sé que sea lo que sea que traiga este día, cuento con su compañía y su ayuda. En tu nombre, conseguiré la victoria.

No se camina solo
Salmo 37:23-24

Padre, es mi deseo complacerte siempre. Ayúdame a serte fiel como tú siempre lo eres. Gracias porque no me abandonas cuando fracaso, sino que me apoyas, me ayudas a levantarme y me acompañas en el camino que me precede.

El Señor obrará
Salmo 37:5

Padre, tomo tu mano en este momento, confiando en que me sostendrás y trabajarás para mí hoy y por el resto de mi vida. Gracias por mi camino en sus manos: nada de lo que suceda hoy o en el futuro le sorprenderá.

Nada es imposible para Dios
Mateo 19:26

Gracias, Padre, porque nada es imposible para ti! Pongo mis desafíos en tus manos y sé que trabajarás.

Creer y esperar
Marcos 9:23

Yo creo en ti, Jesús. Gracias porque tu poder no tiene límites. Pongo mi confianza en ti y en tu amor. Quita toda duda de mi corazón y ayúdame a descansar con la certeza de que tú estás conmigo y me ayudarás a superar en medio de las dificultades que este día me presenta.

El Señor te da poder
Filipenses 4:13

Gracias, Señor, por ayudarme a seguir adelante con la confianza de tu compañía. Gracias por la fuerza que me das en cualquier circunstancia, obtengo de tu mano la habilidad de luchar y vencer. Quiero que seas glorificado a través de mí y de mis reacciones a lo inesperado o a los desafíos que se me presentan.

No tengas miedo
Isaías 41:10

Gracias, Señor, porque tú estás conmigo y siempre me apoyas. Gracias porque no tengo nada que temer, porque cuento con tu presencia y tu ayuda en cualquier circunstancia.

Hay paz en Jesús
Juan 16:33

Gracias, Padre, por concederme la verdadera paz a través de Jesús. No hay aflicción que pueda vencerme, en Cristo estoy seguro de la victoria porque Él ya ha vencido al maligno por mí. Que mi fe crezca y se fortalezca cada día, si mal no recuerdo. Ayúdame a buscar y recibir tu paz.

Dios te escucha y responde
Salmo 120:1

Gracias, Padre, por escuchar el grito de mi corazón. Gracias porque entienden mis sentimientos y tienen paciencia conmigo. Te agradezco por responder a mis oraciones, Tú siempre trabajas en mí y a través de las circunstancias que enfrento. Sé glorificado en mi vida este día y para siempre!

Vídeos de Versículos para animar tu día