Saltar al contenido

Versículos para el día de las madres

Versículos para el día de las madres
Ser madre es un inmenso privilegio, pero también es un trabajo duro que requiere sacrificio y dedicación. No importa cuánto amemos a nuestra madre, a menudo no nos esforzamos por mostrarle nuestro afecto y gratitud por toda su atención y cuidado.

Versículos para el día de las madres

Aquí hay algunos versículos bíblicos que sirven para honrar a todas las madres dedicadas que conocemos que merecen nuestro amor y respeto. Tomemos un minuto de este día para dar una palabra de bendición y aliento a esas madres especiales que Dios ha puesto en nuestro camino.

Reconoce su valor

Proverbios 31:10

Hágale saber que usted aprecia y aprecia todo lo que ella ha hecho por usted. No hay suficiente dinero en el mundo que pueda recompensar todo el amor y afecto que ella le ha dado. Reconócelo como un regalo precioso de Dios para tu vida.

Agradece su amabilidad

Proverbios 11:16 a

Como regla general, respondemos mejor a la amabilidad y al afecto que a los gritos. Agradece a la madre por su paciencia y amabilidad incluso en los momentos más difíciles y rebeldes. Expresa tu respeto y admiración, cuéntale sobre situaciones específicas en las que puedas sentir tu amor y afecto por ti.

Da gracias a Dios por ella

Filipenses 1:3

Reza una oración de acción de gracias a Dios por esto. Agradece al Padre celestial por colocarlo en tu vida y por los momentos de alegría compartidos en tu familia.

Honrala

Éxodo 20:12

Este es uno de los diez mandamientos y el primero con promesa (Efesios 6:2-3). Hacemos bien en honrar y tratar a nuestros padres con respeto. Muchas madres dejan de lado sus propios sueños y deseos, dejando de lado los de la familia, especialmente los de sus hijos. Honra a tu madre hoy haciendo algo especial para ella: prepara tu plato favorito, llévala a dar un paseo, mira el atardecer con ella. Haz algo para honrarla.

Ámala

1 Pedro 4:8

Agradece a tu madre por todo el amor incondicional que te dio y te da. El amor maternal es un pequeño reflejo del amor de Dios, ese amor que perdona y espera lo mejor de nosotros, un amor dispuesto a sacrificarse por nuestro bien. Proponte llenar tu corazón con este amor.

Agradece su sabio consejo

Proverbios 31:26

Agradezca a la madre por el sabio consejo que le ha dado a lo largo de los años. Reconozca su sabiduría y amor al tratar con usted mismo y con los demás. Recuerde que a veces su sabio consejo le ha ayudado a tomar la decisión correcta.

Reconozca su buen ejemplo

Proverbios 31:28-29

Cuéntale las cosas buenas que aprendiste de ella. Recuerda su ejemplo y cuéntale cómo pones en práctica las virtudes que viste en ella. Exprese cómo ha visto el carácter de Dios reflejado en su comportamiento y actitudes.

Elogie su belleza

Proverbios 31:30

No hay ojo más hermoso o lleno de ternura y amor que los ojos de una madre. Dile a mamá lo hermosa que es para ti, cómo su sonrisa y su afecto iluminan y embellecen el hogar. Dígale lo inspirado que está por su amor a Dios y su deseo de agradarle en todo momento.

Bendícela en su día

Números 6:24-26

Escribe una oración de bendición para tu madre. Di palabras de aliento a tu corazón, palabras inspiradas por el corazón amoroso del Padre. Bendice el camino que todavía tiene que recorrer y pide que la acompañe en todo momento la compañía, el favor y la paz de Dios.

Versículos para dedicarle a mamá

Se acerca el Día de la Madre, pero, en realidad, cada ocasión es ideal para dedicar palabras de amor a nuestros padres. El sacrificio que hacen por nosotros cada día, y no termina aunque estemos lejos de ellos. Una pequeña manera de mostrarles nuestra gratitud es dedicarles versos para animarles, recordándoles lo especiales que son y lo mucho que significan para nosotros. Si está buscando textos bíblicos para acompañar una tarjeta, un regalo, un poema, un discurso o cualquier forma de expresión, entonces acompáñelos con estos pasajes:

Proverbios 31:29 (DHH)

“Hay muchas mujeres buenas, pero tú eres la mejor de todas.”

1 Corintios 13:4-7 (DHH)

“Tener amor es saber soportarlo; es ser bondadoso; no es ser celoso, ni presuntuoso, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; no es estar enojado, ni guardar rencor; no es regocijarse en la injusticia, sino en la verdad. Tener amor es sufrir todas las cosas, creer todas las cosas, esperar todas las cosas, soportar todas las cosas.

Proverbios 31:30 (DHH)

“Los encantos son mentira, la belleza no es más que ilusión, pero la mujer que honra al Señor es digna de alabanza.”

Proverbios 11:16 (TLA)

“Una mujer encantadora gana respeto.”

1 Pedro 3:3-4 (TLA)

“La belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en el corazón. Así que mantén la calma y sé amable. Esta belleza nunca desaparece, y es muy preciosa ante Dios.

Proverbios 14:1 (TLA)

“Una mujer sabia une a su familia.”

Proverbios 31:10 (TLA)

“Una mujer ejemplar no es fácil de encontrar; vale más que las piedras preciosas!”

Proverbios 9:11 (DHH)

“Gracias a la sabiduría, vivirás mucho y los años de tu vida aumentarán.”

Salmo 20:2-4 (TLA)

“Que Dios te conceda de todo corazón lo que pidas y haga realidad lo que pretendas hacer”.

Salmo 91:11 (TLA)

“Dios mismo le dirá a sus ángeles que nos cuiden en todas partes.”

Sofonías 3:17 (DHH)

“El Señor tu Dios está en medio de ti, es poderoso y te salvará. El Señor se agradará de ti. Con su amor os dará una vida nueva; con su alegría cantará.

Números 6:24-26 (DHH)

“Que el Señor os bendiga y proteja; que el Señor os mire con agrado y os muestre su bondad; que el Señor os mire con amor y os conceda la paz.

Salmo 55:22 (NTV)

“Da tu carga a Yahveh, y él te escuchará; no dejará que los justos tropiecen y caigan.”

Vídeos de Versículos para el día de las madres