Saltar al contenido

Todo sobre ayuno biblia

ayuno
Todo sobre ayuno biblia
En tiempos bíblicos, Dios aceptó que sus siervos ayunaran si lo hacían con el motivo correcto. Pero a Dios no le gustaba cuando el ayuno se hacía con una motivación equivocada. Sin embargo, la Biblia no ordena ni prohíbe que las personas ayunen hoy en día.

Todo sobre ayuno biblia

¿Para qué ayunaban algunas personas de tiempos bíblicos?

  • Buscar la ayuda y guía de Dios. Aquellos que viajaron de regreso a Jerusalén ayunaron para mostrar que estaban buscando sinceramente la ayuda de Dios (Esdras 8:21-23). Pablo y Bernabé a veces ayunaban antes de nombrar ancianos en las congregaciones (Hechos 14:23).
  • Para concentrarse en el propósito de Dios. Después de Su bautismo, Jesús ayunó por cuarenta días para prepararse para cumplir la voluntad de Dios durante Su ministerio (Lucas 4:1, 2).
  • Para mostrar que se arrepintieron de sus pecados. A través del profeta Joel, Dios dijo a los israelitas infieles: “Volved a mí con todo vuestro corazón, y con ayuno, y con llanto, y con luto” (Joel 2,12-15).
  • Para celebrar el Día de la Expiación. La ley que Dios dio a la nación de Israel ordenaba ayunar una vez al año en el Día de la Expiación (Levítico 16:29-31). * En esa ocasión, era apropiado ayunar porque les recordaba a los israelitas que eran imperfectos y que necesitaban que Dios los perdonara.

¿Cuáles son algunas de las razones equivocadas para ayunar?

Impresiona a los demás. Jesús enseñó que el ayuno religioso debe ser un asunto personal y privado entre el más rápido y Dios (Mateo 6:16-18).

Queriendo mostrar que uno es justo. El ayuno no mejora a una persona en un sentido moral o espiritual (Lucas 18:9-14).

Intentar compensar por la práctica deliberada del pecado (Isaías 58:3, 4). Dios sólo aceptaba el ayuno si la persona era obediente y se arrepentía del corazón de cualquier pecado cometido.

Cumplir una formalidad religiosa (Isaías 58:5-7). Dios es como un padre al que le gusta que sus hijos le expresen su amor porque lo aman y no porque se sientan obligados a hacerlo.

¿Es el ayuno una obligación para los cristianos?

Dios ordenó a los israelitas que ayunaran en el Día de la Expiación, pero Él quitó ese mandato después de que Jesús expió permanentemente los pecados de aquellos que se arrepintieron (Hebreos 9:24-26; 1 Pedro 3:18). El Día de la Expiación era parte de la Ley mosaica, y los cristianos ya no están bajo esa Ley (Romanos 10:4; Colosenses 2:13, 14). Por lo tanto, cada cristiano puede decidir si ayunar o no (Romanos 14:1-4).

Los cristianos saben que el ayuno no es la parte más importante de su adoración. En la Biblia, el ayuno no está relacionado con la felicidad. Sin embargo, la adoración de los verdaderos cristianos se caracteriza por la alegría, porque refleja la personalidad de Jehová, el “Dios feliz” (1 Timoteo 1:11; Eclesiastés 3:12, 13; Gálatas 5:22).

Conceptos erróneos acerca de lo que la Biblia dice acerca del ayuno

  • Lo que algunos creen: El apóstol Pablo recomendó el ayuno a las parejas cristianas (1 Corintios 7:5, Reina-Valera, 1865).
  • La verdad: Los manuscritos bíblicos más antiguos no dicen nada acerca del ayuno en 1 Corintios 7:5. * Parece que algunos copistas de la Biblia añadieron más tarde la referencia al ayuno no sólo en este versículo, sino también en Mateo 17:21, Marcos 9:29 y Hechos 10:30. La mayoría de las traducciones modernas de la Biblia omiten estas referencias al ayuno añadidas al texto original.
  • Lo que algunos creen: Los cristianos deben ayunar para recordar los cuarenta días que Jesús ayunó en el desierto después de Su bautismo.
  • La verdad: Jesús nunca ordenó tal ayuno, ni hay ninguna indicación bíblica de que los primeros cristianos lo hicieran. *
  • Lo que algunos creen: Los cristianos deben ayunar cuando conmemoran la muerte de Jesús.
  • La verdad: Jesús no ordenó a sus discípulos que ayunaran cuando recordaron su muerte (Lucas 22:14-18). Aunque Jesús dijo que sus seguidores ayunarían cuando muriera, no estaba dando una orden, sino hablando de lo que iba a suceder (Mateo 9:15). La Biblia dice que los cristianos deben comer en casa si tenían hambre antes de celebrar la Conmemoración de la muerte de Jesús (1 Corintios 11:33, 34).

¿Cuál debe ser la motivación para ayunar?

La razón principal del ayuno debe ser para acercarnos a Dios, para mostrarle nuestro amor, obediencia y sumisión. No debemos marcar un día de ayuno por razones egoístas o para obtener algo que queremos que Dios nos dé a cambio.

Leemos en Zacarías 7:1-6:

En el cuarto año del reinado del rey Darío, a los cuatro días del noveno mes, que es el mes de quisleu, vino a Zacarías la palabra del Señor. El pueblo de Betel había enviado a Sharezer y Reguen Melech, y a sus hombres, a buscar el favor del Señor y a pedirle a los sacerdotes de la casa del Señor Todopoderoso y a los profetas: “¿Debemos observar en el quinto mes un día de luto y abstinencia, como lo hemos hecho todos estos años? “Díselo a toda la gente de la tierra, y también a los sacerdotes: “Cuando ayunaste y te lamentaste en el quinto y séptimo mes de los últimos setenta años, ¿realmente ayunaste por mí? Y cuando coméis y bebéis, ¿no lo hacéis vosotros mismos?”
(Zacarías 7:1-6)

Vemos lo importante que es que examinemos nuestro corazón y entendamos bien lo que nos motiva a ayunar. Dios conoce nuestros corazones, sabe si lo hacemos por razones egoístas o si realmente ayunamos como ofrenda a él con el deseo de experimentar su presencia de una manera especial. El ayuno debe ser un acto de humildad y sacrificio ante Dios, un gesto que expresa cuánto lo necesitamos en nuestras vidas.

Vídeos de Todo sobre ayuno biblia