Saltar al contenido

Versículos de esperanza

Versículos de esperanza
Versículos de esperanza
Todos necesitamos tener la esperanza, el coraje o el impulso de saber que nuestros deseos y anhelos se verán cumplidos. Tener esperanza es vivir con la confianza de que conseguiremos lo que queremos. Una vida sin esperanza es una vida oscura.

Versículos de esperanza

Como cristianos, nuestra esperanza está puesta en Dios. Confiamos en que cumplirá sus promesas y que no nos faltará cuando más lo necesitemos. Sobre todo, sabemos que gracias al sacrificio de Jesús en la cruz, tenemos la salvación y la vida eterna. Estaremos con él por toda la eternidad!

La esperanza en Dios nos libera del temor del futuro y de la incertidumbre. Sabemos que nuestro Dios es bueno, Él nos conoce, y podemos confiar en Él para que nos dé la fuerza para enfrentar las dificultades de la vida (Nahum 1:7).

¿Cuál es nuestra esperanza?

Que tengamos vida eterna

La esperanza no nos avergonzará en nuestro viaje, ni nos decepcionará en ese día en que la misma esperanza se cumplirá y seremos como Él y lo veremos como Él es.

  • “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16.
  • “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna y creáis en el nombre del Hijo de Dios. 1 Juan 5:13.
  • “Porque el que siembra en el Espíritu del Espíritu, segará vida eterna. Gálatas 6:8.

Que seremos como Jesús

Nos purificamos, somos santificados, y tenemos progreso porque tenemos esperanza. La esperanza es lo que nos hace dar cada paso del camino.

  • “Amados, ahora somos hijos de Dios, y lo que debemos ser no se ha manifestado todavía; pero sabemos que cuando lo haga, seremos como él, porque lo veremos tal como es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él se purifica a sí mismo como él es puro. 1 Juan 3:2-3.
  • “Y sabemos que todas las cosas trabajan juntas para bien de los que aman a Dios, es decir, de los que son llamados según su propósito; por medio de los cuales una vez conoció, él también predestinó ser hecho a imagen de su Hijo, para que sea el primogénito entre muchos hermanos. Romanos 8:28-29.
  • “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios y, si somos hijos, herederos; herederos de Dios y coherederos de Cristo, si sufrimos con él, para que seamos glorificados con él. Romanos 8:16-17.
  • “A quien Dios dará a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de la gloria. Colosenses 1:27.

Las promesas que nos ayudan a mantener nuestra esperanza

La esperanza no nos desanima, nos damos a nosotros mismos, porque tenemos algo que nos motiva a seguir.

  • “Convencidos de esto, que el que ha comenzado una buena obra en vosotros la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1:6.
  • “Hermanos y hermanas, yo mismo no pretendo haber logrado nada; pero una cosa hago, olvidando lo que está detrás y extendiéndome a lo que está detrás, me apresuro a la meta, al premio de la suprema vocación de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14.
  • “Porque estoy persuadido de que los sufrimientos del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera, que debe manifestarse en nosotros. Romanos 8:18.
  • “Pero el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que tú has sufrido un poco, él mismo te hace perfecto, afirma, fortalece y establece. 1 Pedro 5:10.

Los pensamientos de Dios acerca de usted cuando su esperanza amenaza con fallarle

  • “Porque conozco los pensamientos que tengo en vosotros, dice el Señor, pensamientos de paz, y no de maldad, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.
  • “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si pasares por los ríos, no te oprimirán. Cuando pases a través del fuego, no serás quemado, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:1-2.
  • “Por la misericordia del Señor no somos consumidos, porque sus misericordias no han desaparecido. Lamentaciones 3:22.
  • “Sed fuertes y valientes; no los temáis, ni tengáis miedo de ellos; porque el Señor vuestro Dios es el que va con vosotros; no os desamparará, ni os desamparará. Deuteronomio 31:6.
  • “Pero cuando se reveló la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor por los hombres, nos salvó, no por las obras de justicia que habíamos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y renovación en el Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador, para que fuésemos justificados por su gracia y fuésemos herederos según la esperanza de la vida eterna. Tito 3:4-7.
  • “Pero los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; alzarán sus alas como águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31.
  • “Bienaventurado el hombre que confía en el Señor, y cuya confianza está en el Señor; porque él será como un árbol plantado junto a las aguas, el cual echará raíces junto al arroyo, y no verá cuando venga el calor, sino que su hoja será verde; y en el año de la sequía no se cansará, ni dejará de dar fruto. Jeremías 17:7-8.

La esperanza que tenemos

  • “Porque hemos sido salvos en la esperanza; pero la esperanza que se ve no es esperanza; porque lo que el hombre ve, ¿qué puede esperar? Pero si esperamos lo que no vemos, lo esperamos pacientemente. Romanos 8:24-25.
  • “Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado. Romanos 5:5.
  • “(Porque nada ha perfeccionado la ley), y la introducción de una mejor esperanza, a través de la cual nos acercamos a Dios. Hebreos 7:19.

La mejor esperanza es

  • “Por lo tanto, también es capaz de salvar a los que se acercan a Dios a través de él, viviendo siempre para interceder por ellos. Hebreos 7:25.
  • “Que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. Romanos 15:13.
  • “Porque por el Espíritu esperamos, por la fe, la esperanza de la justicia. Gálatas 5:5.
  • “Pero Cristo como un hijo sobre su propia casa, que es nuestra casa, si nos aferramos a la confianza y a la gloria con esperanza hasta el fin. Hebreos 3:6.
  • “La fe, por lo tanto, es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1.

Vídeos de Versículos de esperanza